martes, 22 de noviembre de 2011

Lluvia Metálica




LLUVIA METÁLICA



 La lluvia metálica que arreciaba en Trafalgar Square, mojaba tu hermosa melena a las puertas de la Ópera… y en lo indescriptible del paisaje guardé aforismos para otras historias consentidas y con sentimiento; entonces sabía que la llave del mal pertenecía a tu raptor desde el día que naciste. Augurabas una tremenda sapiencia pero las sombras te empujaban hacia los confines de la sinrazón. Aguardabas presta la sensación que te volteara hacia esferas de otras latitudes, desde un punto impropio reservado a las hadas y a las musas.

Al día siguiente pediste un préstamo en el Rockefeller Center del amor, canjeándolo por ira y dolor. Mientras los astros giraban en torno a ti, creando una sincronía nunca antes conocida.

El futuro se aposentaba en tu delirio y el color de la venganza era expropiado a sueños de otras veredas menos transitadas.

Ahora ambos deseamos terminar con la desazón de un planeta que agoniza y que ya nunca volverá a ser el mismo; esperemos que las tretas del pasado queden atrás…

                                        como atrás quedan las sombras.


RAMÓN AGUIRRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario