miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tercera Curva



 TERCERA CURVA


El ejecutivo enjaulado entre barrotes de vidrio mojados por la lluvia elucubra temeroso el rumbo de sus desdichas.


Discierne de la realidad bajo la tenue luz del túnel que atraviesa a los mandos del Audi que le fleta su compañía y que le hará morir en la tercera curva que tome a la izquierda… todos los trámites están programados y redactados, no habrá tregua; y aunque no haya firmado...


                                           Ya tendrá tiempo,
                                                  la muerte es para siempre.




_RAMÓN AGUIRRE_

2 comentarios:

  1. En tiempo sin tiempo. No tendrá excusas para no ser.
    Un gusto amigo Ramón.

    ResponderEliminar
  2. Igualmente Jorge! Me alegro de que te haya gustado. Abrazos de Niebla!!

    ResponderEliminar