viernes, 6 de enero de 2012

El eco del mañana



EL ECO DEL MAÑANA


        La indiscutible sensación de vacío inmenso dilapida la esperanza y la intención de mirar al frente de bruces a lo ajeno, bajo la tentación prohibida de mirar al eco, cuando el despropósito del herido diverge en aforismo antes de su muerte y encuentra un pasado que acepta como suyo.

        Con una sensación de abismo en el interior del precipicio que permuta hacia la intransigencia y que desvirtúa la beldad que atesoras cuando sonríes entre la niebla. Pues en las noches soleadas siempre estás seria…


                                                            Mirando al infinito tras el eco del mañana.



_RAMÓN AGUIRRE_

2 comentarios: