domingo, 27 de enero de 2013

Ahora



AHORA



Disparar a quemarropa
me parece lo más acertado
mientras el pasado
agoniza a mis espaldas
y la luz de nuestro faro maldito
apaga la obscuridad
de las noches perpetuas.


Me envuelves en tu abrazo
e inesperadamente
me traicionas,
yo que por ti había apostado
con las cartas boca arriba.


Yo que tanto te amé,
que por ti vivía y moría
atrapado por tu red ancestral,
sintiendo tus labios en mi piel
y el sueño en tu almohada.


Yo que tanto te amé,
que por ti vivía y moría
me tuve que conformar
con releer tus cartas
que con trazos irascibles
escribías cuando me amabas…


                                ahora es tarde para olvidar;
                                ahora ya es tarde para casi todo.


RAMÓN AGUIRRE ©

sábado, 19 de enero de 2013

Hasta el Final




HASTA EL FINAL


Es una ira interna que se adueña de mi razón y que me impide ver más allá del azul del cielo.

Pero la suavidad de tus alas de algodón me protegen efímeramente, aunque el dolor no muere en mí sino que se afianza. Y en el titilante universo de mi nada, el cosmos finge que me escucha mientras yo le doy patadas al temor terrible del fracaso, que se cierne bajo sombras etéreas y olvidadas; renaciendo en un corazón cansado de latir.

Cuando me nombras busco respuestas para no apagarme cual vela rodeada de ventisca infinita y silencio.

La lentitud de mis palabras traza el camino hacia mi última morada y el tiempo transcurre amenazante sabiendo que nunca terminará…

                                      Aunque todo haya concluido.



RAMÓN AGUIRRE ©
De mi libro Mitos de Insomnia.

jueves, 10 de enero de 2013

Interior Fundido



INTERIOR FUNDIDO



Vivir la vida del revés
entre sonrisas amorfas
sintiendo en la piel
el hielo del cielo,
junto a la brisa perpetua
de anocheceres etéreos
y veleidades transgresoras
al otro lado del mundo.


Desde el amanecer hasta el alba,
desde el futuro hacia el pasado,
atravesando la bruma
en un ocaso infinito
con tus labios en los míos.


Y el corazón fuera del pecho
latiendo como si fuera a estallar,
sintiendo un dulce fuego
en nuestro interior…
                          
                       en nuestro interior fundido.


RAMÓN AGUIRRE ©
POEMA INÉDITO.

miércoles, 2 de enero de 2013

Principio y Fin



PRINCIPIO Y FIN



            Los engendros atemporales viajaban en el tiempo a la velocidad de la luz. A sus espaldas dejaban el pánico, pues con su sola presencia aterraban a viandantes de todas partes del mundo. No se permitían ninguna tregua y disponían de todas las armas posibles.


Poseían el control del tiempo y el espacio. Morían sólo cuando un elegido ancestral les golpeaba en pleno rostro con el puño. Era entonces cuando la cabeza de estos engendros se desvanecía, y su sombra caía de su cabeza a los pies. Buscando en un susurro, un hálito de esperanza.


Así, elegidos clásicos o post-modernos como Aquiles o Neo, les dejaban fuera de combate. Haciéndoles desaparecer de todas las dimensiones en las que se creían indestructibles…


                                                                       Todo empieza, todo acaba.


RAMÓN AGUIRRE ©
De mi libro Mitos de Insomnia.