viernes, 28 de junio de 2013

Todavía


TODAVÍA



Te difuminas en mis versos
diluyéndote cual terrón de azúcar
en mi sangre al viento.


Me incluyes en tu lista roja
sin interés por mi parte
de saber el lugar que en ella ocupo,
pero he de decirte
que por ello te admiro
cuando me besas con tus susurros.


El día permuta en ocaso
y el leve peso de la bruma
se esconde en tus pupilas,
en tus pupilas
y en mis versos aviesos.


Huyo de la vorágine
de las sombras
y busco en tu regazo
el final de la partida,
de la partida que…

                  
                           no termina ni acaba.



RAMÓN AGUIRRE ©

jueves, 20 de junio de 2013

Pasado

PASADO (SONETO)



Las olas de la mar bravía
descompuestas en eterna dilación
ante la consumida ignominia
de las tardes eternas sin compasión.

Tardes que nos remiten a la dicotomía
de la soledad como contradicción,
y el pasado eterno de agonía
influye en la injusta sensación

de un pasado que ya terminó
en tus abrazos y mis delirios
rebuscados en el fondo del dolor.

Mientras vagas en lo que otro soñó
durante los viajes más oníricos
hasta el final de una realidad sin pudor.



RAMÓN AGUIRRE ©

lunes, 10 de junio de 2013

Eternia



ETERNIA


         A través de los años sucesivos la irrealidad invitaba a lo obtuso de la perdición, que irradiaba hacia sectores contarios a una sinrazón idílica, repleta de paisajes grisáceos y dudas pretéritas, tras aforismos involucrados en batallas que hacían temer por lo nunca visto…

Y la sombra de dudas emergentes yuxtaponía el delirio paulatino hacia paisajes adornados por entelequias contrariadas, que buscaban el salto hacia otra dimensión, contagiados por el caos. Un caos sin demiurgos ni banderas y envuelto por una aureola de perplejidad, que hacían temer incluso al más cauto dentro de las fronteras que se dedicaban a relativizar sobre lo etéreo del alma.

Buscaban absortos y contrariados la sensación de abandono en un mundo ultraterreno, poblado por pesadillas que tendían a elucubrar en el vacío una realidad que a todos incumbía…
                                                                                 También a ti.

RAMÓN AGUIRRE ©
De mi libro Mitos de Insomnia.