sábado, 8 de febrero de 2014

Áranis y Eníades










 ÁRANIS Y ENÍADES

        
Subyugado por lo oculto, la magia se torna energía de otros tiempos inmemoriales para mi memoria, memorables para la tuya, y en arco de fuego sostenido por una bruma mortecina para otros, una bruma postrada al terror de las mentiras, al temor de lo no dicho, al terror de las batallas, al eco de espadañas y Morfeos, de Áranis y Eníades.


Búscame en la niebla cuando la soledad sea tu cuerpo, cuando el acero brille en mi pecho herido, cuando tras las sombras del ocaso, la luz se bizque niebla y el cuentakilómetros de mi alma se torne negro, se vuelva oscuro y el tiempo se detenga: los días, las noches, el cielo... Pon mi nombre por respuesta.


                                              De lo demás ya se encargan otros.


R. AGUIRRE ©
De mi libro Mitos de Insomnia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario