sábado, 31 de mayo de 2014

Junto al jardín



















JUNTO AL JARDÍN


La lejana laguna emitía sonidos ancestrales, solamente en la madrugada, pero siempre. El eco aletargado de los orígenes de la vida eran emitidos con estruendo desde allí.

Una fría noche de invierno mientras Stephen King, sí, el escritor, dormía en su lecho apreció en mitad de su aletargamiento aquel extraño ruido que nunca antes había percibido. 

Entre sus sueños se interpuso un relato de mutantes provenientes de otros mundos, que emergían de las profundidades de la laguna. Engullían todo lo que encontraban a su paso, sin importarles que fueran seres vivos o inertes. Estos seres ultraterrenales aumentaban su tamaño de forma veloz.

Iban a tragarse la casa del escritor... y éste despertó sobresaltado, escuchando los monótonos tonos de los sapos de la charca que había junto al jardín, junto al jardín de su casa.


R. AGUIRRE ©

domingo, 18 de mayo de 2014

Todos los sueños...



















TODOS LOS SUEÑOS…




Mirar al abismo con ojos de alpinista
y leer los surcos de la naturaleza
marcados en la tierra del fondo.


Morir y soñar despiertos
mientras la melancolía avasalla
y los relojes marcan las horas
de forma acelerada.


Mirar en el interior de las conciencias
propias e impropias y expropiarse
de las cadenas diarias que nos atan.


Morir poco a poco
sin ser conscientes de ello
y sonreírle a la Luna
que nunca nos falla.


Desfallecer entre las sombras
buscando las letras
donde están escritas
todas las palabras,

todos los sueños…


  
R. AGUIRRE ©

viernes, 9 de mayo de 2014

Desdicha perpetua



DESDICHA PERPETUA




Aguardas exasperándote la melancolía

del alma subyugada por las sombras…



y pierdes el norte en la desdicha insidiosa

observando presurosa e impaciente

desde el balcón de tu alma…



y en tu batalla subyugante y anodina

sólo importa la impostura

por lo irreal de un mundo ofuscado

y perdido en la búsqueda

de lo inalcanzable…



de lo deseado, de lo improbable,

de lo anónimo y de lo tergiversado,

de las sombras en un abismo infinito

con la mirada puesta en el futuro,

en el futuro...



 de tu desdicha perpetua.



R. AGUIRRE
Lisboa, 17 de abril de 2014.