sábado, 27 de septiembre de 2014

Después del eclipse


















DESPUÉS DEL ECLIPSE



El eclipse se transmuta
en cataclismo
y la velocidad
de los pensamientos
invitan a la soledad
bajo el tedio
de intempestivas
falsedades recíprocas.


La lentitud del cansado
y el norte
de nuestras conciencias
se marchan cerca
de la irrealidad,
soñando
con un mañana lejano
en un futuro
trasnochado y obsoleto…


                        lejos, muy lejos.


R. AGUIRRE ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario