miércoles, 22 de octubre de 2014

Días...















DÍAS...


 
En el abismo eterno que envuelve las vidas de antepasados difuminados en el recuerdo, encontramos noches de agonía suprema, de razones para continuar adelante vislumbrando una realidad plausible, agónica y sempiterna.

Cuando el interior de nuestras almas se encuentra ya lejos, muy lejos de lo que una vez fuimos y nunca más seremos. Y en el espacio, donde las palabras no existen, no llegamos a entender los sueños efímeros que nos miran con ojos incandescentes desde la realidad oculta e inconclusa del pasado.

Atrás quedaron las noches sin dormir, los ecos de la lluvia, la melancolía de las baladas, la niebla, la luz, las sombras… Todo.

Nuestra única vía de salida es luchar unidos hasta el fin de nuestros días, días que son pasado, días que son futuro…

                                                                Días que son sólo nuestros, 
                                                                tuyos y míos.
                                                                Días al fin y al cabo.

R. AGUIRRE © 2014