domingo, 22 de octubre de 2017

Blade Runner 2089












BLADE RUNNER 2089



Me siento frente a la ciudad en llamas, esperando a que el ocaso apague la luz del día y caiga el telón de la noche y continúe lloviendo. Comienzo a caminar sin rumbo y pregunto a los policías, a los basureros y a las fulanas que me voy encontrando por dónde queda mi casa, pero no contestan, nadie lo sabe, yo tampoco. Entonces me miran todos con sus ojos encendidos por un enigmático brillo escarlata y caminan hacia mí.


Empiezo a correr entre la niebla con los ojos cerrados y apretando los dientes y, al volverme, veo que vienen todos detrás. También las antiguas novias con las que firmé un pacto de silencio y que ahora quieren acallarme para siempre. ¿Todos me odian a este lado de la Luna?


Sigo corriendo y no me canso, el entrenamiento en los barracones de Blade Runner 2089 en busca de alimento me viene muy bien. Sigo corriendo y me doy cuenta de que soy el último replicante vivo, entonces me pierdo entre la bruma para siempre y derramo lágrimas sobre la lluvia… Está lloviendo, como siempre en los últimos 40 años.


R. AGUIRRE © 2017 

No hay comentarios:

Publicar un comentario